miércoles, 30 de diciembre de 2009

Lecturas 2009

Una amiga me ha propuesto hacer una lista con mis lecturas del año 2009, y he tardado hasta hoy porque sabía que en una semana podía abarcar nuevos títulos que añadir a esta lista. Aviso, desde ya, que va a ser larga, pero puedo sentirme orgulloso de que muchos de los títulos merecen la pena (y no soy el único que opina eso al respecto).

Hay algunos títulos que no están bien ordenados, pues empecé a fechar las lecturas en junio, así que el resto está puesto porque lo he leído en este año, pero no sé en qué orden. Espero que os interese y compartáis conmigo opiniones sobre alguno de los títulos.

Los santos inocentes, de Miguel Delibes.
El mundo, de Juan José Millás.
El niño con el pijama de rayas, de John Boyne.
Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes.
El corazón helado, de Almudena Grandes.
Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago.
El cíclope, de Eurípides.
Misericordia, de Benito Pérez Galdós.
El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza.
Atlas de geografía humana, de Almudena Grandes.
Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez.
Una palabra tuya, de Elvira Lindo.
La papisa Juana: un estudio sobre la Edad Media, de Emmanuil Roídis.
La metamorfosis, de Franz Kafka.
Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.
Pedro Páramo, de Juan Rulfo.
La conjura de los necios, de John Kennedy Toole.
Sangre y arena, de Vicente Blasco Ibáñez.
El huerto de mi amada, de Alfredo Bryce Echenique.
Soldados de Salamina, de Javier Cercas.
Miau, de Benito Pérez Galdós.
Desayuno en Tiffany’s, de Truman Capote.
Las intermitencias de la muerte, de José Saramago.
El novio del mundo, de Felipe Benítez Reyes.
Un mundo para Julius, de Alfredo Bryce Echenique.
Las edades de Lulú, de Almudena Grandes.
Escribir. Manual de técnicas narrativas, de Enrique Páez.
El año de la muerte de Ricardo Reis, de José Saramago.
Los aires difíciles, de Almudena Grandes.
Pepita Jiménez, de Juan Valera.
Luna de lobos, de Julio Llamazares.
Dos días de setiembre, de José Manuel Caballero Bonald.
Mañana no será lo que Dios quiera, de Luis García Montero.
El príncipe destronado, de Miguel Delibes.
Lo mejor que le puede pasar a un cruasán, de Pablo Tusset.
Los cuatro jinetes del Apocalipsis, de Vicente Blasco Ibáñez.
Lolita, de Vladimir Nabokov.
El hereje, de Miguel Delibes.
Tiempo de silencio, de Luis Martín-Santos.
Eva Luna, de Isabel Allende.
El extranjero, de Albert Camus.
Akhenatón, el rey hereje, de Naguib Mahfuz.
Sinuhé, el egipcio, de Mika Waltari.
Juegos de la edad tardía, de Luis Landero.
La tesis de Nancy, de Ramón J. Sender.
El alquimista impaciente, de Lorenzo Silva.
San Manuel Bueno, mártir, de Miguel de Unamuno.
La barraca, de Vicente Blasco Ibáñez.
Extraños en un tren, de Patricia Highsmith.
El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha I y II, de Miguel de Cervantes.
Y no quedó ninguno (diez negritos), de Agatha Christie.
Oliver Twist, de Charles Dickens.
El clan del oso cavernario, de Jean M. Auel.
El doncel de don Enrique el Doliente, de Mariano José de Larra.
Paraíso inhabitado, de Ana María Matute.
Caín, de José Saramago.
Dos mujeres en Praga, de Juan José Millás.
Conversación en la catedral, de Mario Vargas Llosa.
Nuestra señora de París, de Víctor Hugo.
La hora azul, de Josefa Parra.
Once, de Patricia Highsmith.
Una historia de la lectura, de Alberto Manguel.
Matar un ruiseñor, de Harper Lee.
Lazarillo de Tormes.
El ruido y la furia, de William Faulkner.
La de Bringas, de Benito Pérez Galdós.
Antología poética (1936-1998), de José Hierro.
El amante de lady Chatterley, de David Herbert Lawrence.
Retrato de un hombre inmaduro, de Luis Landero.
Cantar de Mio Cid.
Entre líneas: el cuento o la vida, de Luis Landero.

4 comentarios:

nykaa dijo...

Aviso que es un comentario largo, siéntate:
Libros que he leído.
El niño con el pijama de rayas;El corazón helado;crónica de una muerte anunciada;cien años de soledad;la conjura de los necios;las intermitencias de la muerte(veo que por fin avanzaste más allá de la frase famosa en el inicio);lo mejor que le puede pasar a cruasán(lo dejé a medias ya que no me hacia gracia);Eva Luna(de mi querida Allende, ¿recuerdas que de ella nació el inició de nuestra "amistad"?)Extraños en un tren;con el Quijote ahí voy...el amante de lady Chaterly y el Cid...
Desayuno en Tiffany y Lolita son dos que quiero leer desde hace algun tiempo, algún día los leeré, al igual que tu, Pasión romana...
Bueno ya paro con el testamento, decirte que me gustó que me considerases tu amiga(lo digo por el encabezado de este post) y que te decidieses a deslumbrarme con tu gran variedad lectora aunque al igual que le pasa a otro compañero blogero ¿por qué menos escritoras que escritores?Ya te recomendaré, pero eso será ya el año que viene...
Muak guapisimo

Daniel dijo...

jajaja, Nykaa, es que yo creo que es normal que los varoens leyamos más a hombres, ya sea porque hay más y/o porque nos sentimos más identificados con sus lecturas (al igual que tú que lees a más escritoras que escritores). A lo que respecta a tu lista Jorge, decir que Dos mujeres en Praga, el Alquimista Impaciente y sobre todo Sinuhé el egipcio me encataron. En cambio Lolita me pareció muy mala, no el argumento en sí, sino como está escrito, me gustó mucho más la peli de Kubrick. La metamorfosis de Kafka y el extranjero son buenos libros, pero la verdad es que me esperaba más.
Un saludo.

Jorge Andreu dijo...

A Nyka:

Muchas gracias por tu comentario, Nyka. Ya sé que algunas de mis lecturas de este año no te agradan especialmente, sobre todo que sean de escritores y no de escritoras. Pero coincido con lo que dice Daniel sobre que cada uno busca más lo que se adapta a su personalidad. No obstante, escritoras como Isabel Allende y Patricia Highsmith me gustan. El libro que mencionas de Saramago lo he leído dos veces, así que he avanzado cuatro veces por esa frase famosa a la que te refieres, puesto que empieza con la misma frase que acaba, cambiando el sentido de la misma (algo que no tantas obras hacen). No sé si te habrás lanzado a leer a Saramago, pero ojalá te diera por profundizar en él.

He de decirte también que, puesto que lo recuerdas, sí te considero mi amiga; de lo contrario no te habría nombrado de esa manera para abrir la entrada (habría dicho, una compañera del mundo bloguero, o algo así). Sabes qué tipo de amistad nos une desde las navidades del año pasado y, aunque discrepamos en muchos aspectos sobre libros por la inclinación literaria de cada uno y eso genera alguna que otra conversación tensa, espero que esto dure muchos años.

A Daniel:

He de decirte varias cosas, Daniel, aunque no te conozco: coincido contigo en lo que has dicho sobre que los varones buscamos a los escritores y no tanto a las escritoras (aunque en realidad lo que de verdad importa es la obra en sí y no el autor). Y coincido en el gusto por Sinuhé, el egipcio, pues es una de las mejores novelas que he leído. No obstante, discrepo contigo en lo de Lolita, ya que está considerada una de las mejores novelas eróticas de todos los tiempos, donde no aparece una sola palabra obscena como en obras que ahora llaman eróticas y no son más que guarras. Y tampoco coincido en el gusto por las novelas El alquimista impaciente (de la que sólo me gustó el ingenio de hacer una novela antipolicíaca, donde hay que conocer quién es el asesinado en vez del asesino) y Dos mujeres en Praga (donde lo que más me gustó fue el genial desembrague que hay en torno al capítulo 4 ó 5, donde el personaje se encuentra con el autor en una fiesta). Sobre La metamorfosis y El extranjero también pienso algo parecido, me esperaba más, pero aun así son libros que me han gustado y que volvería a leer.

Gracias a los dos por vuestras firmas.

Jorge.

nykaa dijo...

Daniel bonito entra e mi blog en la lista de mis libros leidos en el 2009 para que se te caiga tu teoria de sentirse identificado con sus lecturas...
http://nykaa.lacoctelera.net/post/2009/12/21/mis-libros-le-dos-el-2009
Lo que faltaba ya que el machismo entrase en las lecturas...