miércoles, 25 de febrero de 2015

Consejo

A mis alumnos de 1º de la ESO

                                     La música del tiempo, con su regio
                                     tronar llenando todas las esquinas,
                                     me dio sesenta voces cantarinas
                                     que corren por los prados de un colegio,

                                     y afinando las notas de ese arpegio
                                     de niño que abandona las cortinas
                                     teatrales de su infancia, sus propinas
                                     me inyectan en la pluma un privilegio:

                                     creced con la sonrisa en la mirada,
                                     jamás dejéis que la edad os impida
                                     guardar los sueños como en paño el oro,

                                     pues vale más que el punto la jugada
                                     y si jugáis con fuerza la partida
                                     seréis felices con vuestro tesoro.

Jorge Andreu