martes, 6 de marzo de 2012

Mauricio Wiesenthal - El viejo León. Tolstoi, un retrato literario

He disfrutado de la compañía de este libro durante los cinco primeros días de marzo, pero su recuerdo, parafraseando a Bécquer, será mejor que el tacto de sus páginas en los próximos días. El viejo León no es una novela, pero tampoco es un ensayo: es una mezcla de ambos géneros que hacen de un conjunto de reflexiones acerca de la vida y la obra del autor ruso una historia deliciosa. Mauricio Wiesenthal creó un género propio, mezcla de muchos géneros, que imprime en esta biografía novelada de León Nikoláievich Tolstoi (1828-1910) hasta constituir una historia completa donde aparece él mismo como personaje que asiste a una serie de testimonios sobre la vida del ruso ya reconocido como una «autoridad moral».

El libro, editado en la colección Pocket de Edhasa con motivo del centenario de la muerte del escritor en 2010, consta de dos partes: una primera parte donde Wiesenthal hace una novela de la vida de aquel niño de familia rica que se convertiría en una conciencia del campesinado, con recurrencia a algunos pasajes de su novela Luz de vísperas, cuyo protagonista emprende un viaje para conocer al escritor; un breve ensayo intermedio con reflexiones acerca de la trascendencia de la obra de Tolstoi; y una segunda parte con fotografías, pinturas y explicaciones que a modo de reportaje despliegan las aristas del Tolstoi escritor, idealista y fundador de una religión propia.

Gracias a su prosa poética, la lectura es tan deliciosa que en ocasiones podemos olvidarnos de buscar rigor científico entre sus páginas. El propio Wiesenthal explica que su intención no es elaborar un ensayo con información precisa acerca del autor, sino que pretende, a partir de los datos conocidos y las anotaciones de sus viajes, trazar una historia cuyo protagonista es el viejo León. Por eso se trata de un retrato literario. No obstante, muchos son los datos que se pueden entresacar de cada capítulo, que al tiempo que narra una parte importante de la vida del ruso y su familia, aporta una serie de anécdotas muy ilustrativas en relación con sus ideales.

El resultado es un híbrido que ayuda mucho a retener información al tiempo que se disfruta de una prosa cuidada y elegante. Una lectura recomendable, sin duda, y un hallazgo por mi parte, porque ha sido mi devoción hacia León Tolstoi la que me ha llevado tras este libro.

4 comentarios:

Carmen dijo...

Pues sí que parece interesante. Lo que no sé es si mi moderada devoción por Tolstói justificará su lectura...
Besos,

Jorge Andreu dijo...

Si has leído a Tolstoi y te ha gustado, si te has identificado en alguna parte de su elenco de personajes, este libro te gustará. Si admiras al escritor, te gustará. Pero de todas formas, ya sabes, siempre puedes oler la fruta y devolverla a la cesta si su olor no te atrae. Yo te animo a hacerlo. Ya me contarás.

Un beso

Jorge Andreu

madison dijo...

Lo anoto sin dudarlo un instante, leo todo lo que pillo sobre y de León, si le añades el nombre de Mauricio, ni te cuento.
Un abrazo enorme Jorge

Jorge Andreu dijo...

Entonces te gustará, estoy seguro. Ya me contarás cuando lo leas.

Un abrazo, Madi.

Jorge Andreu