viernes, 28 de diciembre de 2012

Lecturas del 2012

Ha llegado la hora de hacer recuento de mis lecturas de este año. En 2011 cumplí uno de mis objetivos, que consistía en leer con detenimiento, sin engullir los libros, para digerirlos bien y exprimir cada página, y aun así llegué a los 40. Este año he hecho lo mismo y he leído 42. Sin embargo, pese a que me propuse leer todos los meses un ensayo, una novela, un libro de cuentos y un poemario, no he cumplido ese objetivo y me he quedado más estancado en la novela que otras veces. 

He leído ensayos, pero es mi manera de estudiar la carrera, por lo que esos títulos no los cuento. Y aunque he leído varios libros de poesía —un total de cinco, algunos varias veces de puro deleite—, el género central de este año ha sido para mí, como lo es siempre, el de la novela. He vuelto a Tolstói, a Landero, a Hesse, a Blasco Ibáñez, y he conocido por fin autores de los que sólo tenía el nombre en la cabeza, como Philip Roth, Mauricio Wiesenthal, Edmund Crispin, Ramiro Pinilla, Antonio Muñoz Molina o Ricardo Menéndez Salmón, hallazgos todos ellos que no me abandonarán este año, pues ya he anotado muchos títulos que caerán de un momento a otro. 

En suma, estos 42 libros son los que me han acompañado durante este año, con los que he disfrutado como un niño. Muchos de ellos los volveré a leer en un futuro: son de esos que se inyectan en vena y crean adicción. Aquí os dejo la lista. 

1. La Celestina, de Fernando de Rojas
2. The picture of Dorian Gray, de Oscar Wilde (en inglés adaptado)
3. Anna Karénina, de León Tolstói
4. Un invierno propio, de Luis García Montero
5. Mendel el de los libros, de Stefan Zweig
6. El músico ciego, de Vladímir Korolenko
7. Elegía, de Philip Roth
8. El viejo León. Tolstoi: un retrato literario, de Mauricio Wiesenthal
9. Tiempo de vida, de Marcos Giralt Torrente
10. Los enamoramientos, de Javier Marías
11. Mae West y yo, de Eduardo Mendicutti
12. La juguetería errante. Un misterio para Gervase Fen, de Edmund Crispin
13. Una hoja de almendro, de Jorge Fernández Gonzalo
14. Mitos urbanos, de Manuel Gahete
15. Inés y la alegría, de Almudena Grandes
16. El Powerbook, de Jeanette Winterson
17. Imaginario, de Javier Vela
18. Imán, de Ramón J. Sender
19. La velocidad literaria, de Nieves Vázquez Recio
20. El día de mañana, de Ignacio Martínez de Pisón
21. Si te dicen que caí, de Juan Marsé
22. Caballeros de fortuna, de Luis Landero
23. Cuaderno de Nueva York, de José Hierro
24. Rebelión en la granja, de George Orwell
25. Blanco nocturno, de Ricardo Piglia
26. Las ciegas hormigas, de Ramiro Pinilla
27. El lector, de Bernhard Schlink
28. El juego de los abalorios, de Hermann Hesse
29. Otra vuelta de tuerca, de Henry James
30. Paralelo 42, de John Dos Passos
31. Caligrafía de los sueños, de Juan Marsé
32. Réquiem por un campesino español, de Ramón J. Sender
33. La noche de los tiempos, de Antonio Muñoz Molina
34. Bancos de niebla, de Juan Carlos Palma
35. Experimentos sobre el vacío, de Nieves Vázquez Recio
36. El hospital de la transfiguración, de Stanislaw Lem
37. Medusa, de Ricardo Menéndez Salmón
38. Mare nostrum, de Vicente Blasco Ibáñez
39. Nada, de Carmen Laforet
40. La camisa, de Lauro Olmo
41. Absolución, de Luis Landero
42. La felicidad conyugal, de León Tolstói

6 comentarios:

María dijo...

Anna Karenina es uno de mis pendientes para este 2013. La verdad que coincido contigo, lo importante es disfrutar de la lectura, no engullir.
Nos seguimos leyendo en 2013 :)
¡Muchos besos!

Jorge Andreu dijo...

Te encantará Anna Karénina, María. Ese sí que es un libro para no engullir, para saborearlo página a página. Como pocos. Ya me contarás.

Un beso!

Jorge Andreu

Carmen dijo...

A Ramón J. Sender me he propuesto descubrirlo este año que entra.
Estupendas lecturas, Jorge!!
Besines,

Jorge Andreu dijo...

Yo a Sender lo conocía muy poco. Leí La tesis de Nancy y no me gustó nada, así que lo abandoné, y con los años he vuelto a él y la verdad es que ahora sí me encanta. Imán es uno de los mejores libros que he leído este año. Seguro que te gusta.

Un beso

Jorge Andreu

Jesús dijo...

Al igual que María, tengo pendiente desde hace mucho tiempo la lectura de "Anna Karenina", a pesar de que el libro está en casa. En cuanto a tu repaso, sin duda has tenido un año magnífico. Creo que más adelante, cuando la tesis sea cosa del pasado, volveré a tu lista para tomar nota de algunas recomendaciones. ¡Un abrazo!

Jorge Andreu dijo...

Ay, la tesis, amigo Jesús. Me veo dentro de un año luchando por no aparcar las lecturas. Seguro que cuando la termines y te metas en Anna Karénina gozarás doblemente con la lectura. Ojalá sea pronto.

Un fuerte abrazo.

Jorge Andreu