lunes, 3 de diciembre de 2012

Los papeles de Marcel (XV)

                 LAS DIEZ DE LA MAÑANA.

                 Tiemblan las manecillas del reloj analógico
                 y hasta los puntos de hora digital
                 parecen dos copos de nieve
                 que se encienden y apagan
                 con cada parpadeo.
               
                 Rugen los coches, los colegios gritan
                 y mi despertador se ahoga en sueño.

                 Debajo de las mantas no tiemblan los minutos
                 aunque mi cuerpo siga frío. Siento
                 los muelles del colchón
                 arrojándome
                 a la gélida realidad de fuera.

                 Las diez exactas: suena el mundo arriba.

                 Vivir de frío,
                 vivir tan solamente,
                 vivir mientras se queda
                 el sueño con las luces del reloj
                 en nuestra cama…


M. Camino