martes, 7 de mayo de 2013

Los papeles de Marcel (XXVII)

                         Las palabras se vacían de luz,
                         como el salón mientras yo sigo
                         perfilando los contornos de un verso.

                         Vuela el día, tan alto
                         que no he podido acariciar
                         ni su memoria.

M. Camino