martes, 14 de diciembre de 2010

Premio "Literatura Entretenida"

Hoy me he llevado una grata sorpresa al ver en un blog que conozco desde hace poco tiempo una alusión a mi blog: quiero decir que Carmen me ha reservado una sorpresa, y así lo ha avisado en un comentario a la tercera parte de mi delirio sobre las abejas. Ha consistido ese regalo en escoger, de todos sus amigos de blogs, cinco direcciones entre las cuales está la mía. ¿Y para qué? Para hacer una pequeña lista (muy pequeña, coincido con ella) de lecturas que me hayan entretenido y así participar en el Premio Literatura Entretenida.

Sabemos que el entretenimiento es subjetivo y que mientras unos disfrutan con el Quijote otros prefieren leer a Federico Moccia, opciones ambas respetables aunque yo no comparta una de las dos. Pero dejemos a un lado el subjetivismo del entretenimiento y hablemos de la pequeña lista que he decidido enseñaros: me he ceñido a lecturas de este año, y como Carmen, no he podido evitar seleccionar, más que los únicamente entretenidos, aquellos que se han convertido en una parte de mí mismo (aunque lo cierto es que después de leer un libro, si nos ha gustado, intentamos incluirlo en nuestro carácter, y si no nos ha gustado, irremediablemente y para nuestra desgracia lo incluimos). Así pues, voy a enseñaros mi pequeña lista de lecturas de este año que han significado algo muy importante para mí:

Juegos de la edad tardía. He leído buenas novelas, algunas de las cuales se consideran obras cumbres de la literatura universal, pero creo que esta novela, por el carácter del protagonista (infantil aunque sea un oficinista gris de cuarenta y seis años), por el interés de la trama, por el dominio de la prosa y por otros muchos motivos (en mi caso, sentimentales hacia quien me la recomendó), merece una atención especial. Además, hace poco tuve el placer de conocer a Luis Landero y, desde entonces, el estremecimiento cada vez que me acerco a este libro es aún mayor.

Narciso y Goldmundo. Hermann Hesse es uno de mis escritores favoritos, un autor de cabecera de los de verdad. Que alguien consiga describir los dos pilares fundamentales de la personalidad del ser humano, es decir, los sentidos y el intelecto, el conocimiento artístico (visual, sensitivo, tangible) y el conocimiento intelectual, y que lo haga mediante dos personajes tan entrañables, es un logro que impide separarse de esta novela. La llevo en el corazón y la tendré muchas veces más entre las manos.

Bomarzo. Una maravillosa obra de Manuel Mujica Láinez sobre el renacimiento italiano. Fantástica en todos los sentidos. Digna de saborear con goce, sin tragar hasta pasado un buen rato de cada bocado. Tiene una prosa realmente admirable.

De ratones y hombres. Otro de mis autores de cabecera es el nobel John Steinbeck. Esta novela, corta pero intensa, tiene otros dos personajes que conviene recordar, sobre todo el de Lennie. Hay una película basada en esta obra, pero aunque está muy bien adaptada y el actor principal (y director) me gusta mucho, no la recomiendo. Me quedo mejor con su papel de Teniente Dan Taylor en la magnífica película de Tom Hanks.

El retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde y su maestría. Cómo en cada capítulo puede uno detenerse a releer párrafos y párrafos una y otra vez por la mera sensación de repetir la experiencia, eso es algo que ni el propio lord Henry podría explicarse.

Dicho esto, me queda seleccionar a cinco amigos para que colaboren con sus listas. Me gustaría nombrar a mucha gente a quien quiero mucho, pero voy a decantarme por mis compañeros de la Generación del Ocho porque éstos sí que son parte de mí. Y también voy a seleccionar dos amigos a quienes tengo un cariño especial.

Vero.

Espero que os haya gustado la lista. Y agradezco una vez más a Carmen su humanidad con alguien a quien conoce desde hace tan poco tiempo.


Jorge Andreu

10 comentarios:

Vero dijo...

Jorge, voy muy liada, no me va a dar tiempo a hacer la entrada (fíjate que ya tengo programadas hasta algunas en enero...) pero te contesto por aquí.
Yo he disfrutado con muchas lecturas pero entretenerme, y justo 5 podría decir que con:
-"Los hombres que no amaban a las mujeres" de Larsson; sí me entretuve mucho leyéndolo, no lo podía dejar.
-"La biblioteca de los sueños rotos" de Peter Manseau. Un relato completísimo de un judío.
-"El séptimo secreto" de Irving Wallace. Lo leí hace ya tantos años que no sé si ahora me gustaría pero me divirtió mucho leerlo. Es sobre la hipótesis de la no-muerte de Hitler en su búnker.
-"El club Dumas" de Pérez Reverte. Una trama entretenida y que engancha.
-"Cosas que los nietos deberían saber" de Eels. Fue un descubrimiento. Me encantó saber de la triste vida de este autor, me dejó con una actitud muy positiva.

Bueno, he intentado coger 5 que no menciono mucho... Gracias por nominarme y perdona por no poder hacer entrada :P

Besos.

Jorge Andreu dijo...

Chica, qué atenta eres. No me ha dado tiempo ni de avisarte, jaja. Gracias, este comentario vale como una entrada. El primero de los libros que mencionas aún no lo he leído, y me gustaría hacerlo, pero antes tengo otras lecturas pendientes que me llevarán tiempo. Quizás el único al que no me enfrentaría es el de Pérez Reverte porque lo poco que he leído no me ha gustado. De éste quiero leer El maestro de esgrima porque dicen que es el mejor. Ya te contaré si lo llego a leer. Sigo teniendo lecturas que me interesan más antes. Y de los otros tres libros no puedo decir nada, no conocía ninguno, así que me alegro de ver que te entretuvieron. Quizás a mí me quiten unas horas de estrés.

Un fuerte abrazo.

Jorge Andreu

L.P dijo...

Hola Jorge. Llego a tu blog, gracias a la invitación que nos hizo Carmen.
Quiero decirte que le tengo especial cariño a Luis Landero, leí "El guitarrista" y "El mágico aprendiz", que considero muy buenos. Le conocí este año en la feria del libro de Madrid, halbamos un rato, es un sol.

Tomo nota de las demás recomendaciones, de Hesse leí "El lobo estepario" y El retratod e Dorian Gray también me gustó.

Saludos
L;)

Jorge Andreu dijo...

Hola, L. Pues mira, me alegro mucho de compartir contigo la admiración por Luis Landero. Yo tengo sobre la mesa El mágico aprendiz y espero poder leerlo estas navidades. Lo cierto es que hasta ahora no ha habido un solo libro suyo que me defraudara. Por otra parte, Hesse es excelente, y si te gustó El lobo estepario te gustará también Narciso y Goldmundo. Apuesto a que le cogerás cariño a Goldmundo. Y por último me dice que también te gustó Dorian Gray: me alegro mucho también por ello, pues se ha convertido en una de mis novelas favoritas.

Gracias por pasarte, me ha hecho mucha ilusión verte por aquí. Espero volver a verte pronto.

Un saludo.

Jorge Andreu

Carmen dijo...

El único que me leí de los tuyos es el de Wilde, claro; "Bomarzo" y "De hombres y ratones" los tengo en casa. Habrá que darles una oportunidad...
Has hecho una muy buena entrada, Jorge!!
Un beso,

Jorge Andreu dijo...

Gracias, Carmen. Te animo a que leas esos dos y si quieres los otros también, ya que no tienen desperdicio. Espero que te gusten.

Un beso.

Jorge Andreu

Kondoshielos dijo...

Siempre es un placer leer a Oscar Wilde. Me ha gustado tu lista y me apunto más de uno.

Un saludo Jorge.

Jorge Andreu dijo...

Gracias por comentar, Sara. Ojalá te gusten los que te has apuntado. Yo te recomiendo el de Hermann Hesse, porque hay otro que ya sabes de sobra que quiero que todo el mundo lea. Ya me contarás.

Un abrazo.

Jorge Andreu

Saramaga dijo...

Me apunto "Juegos de la edad tardía" y "Narciso y Goldmundo". Aún no he leído nada de esos autores, pero pintan muy bien.
Besos!

Jorge Andreu dijo...

Saramaga, ambas novelas son deliciosas, cada una por una razón. Luis Landero es un escritor excelente de los de ahora, y esa novela, que fue la primera y es la mejor de sus obras, ganó el Premio Nacional de Narrativa y de la Crítica y ha sido estudiada por muchos críticos desde entonces. Incluso la han relacionado con el Quijote, obra con la cual tiene muchísimo parecido.

Por otra parte, yo calificaría de "esencial" a un libro como Narciso y Goldmundo, donde puedes encontrar desde ternura y delicadeza en la prosa hasta actitudes de los personajes que no compartirás (y otras que sí). Yo anduve enamorado de Goldmundo durante aquella semana y desde entonces guardo un bonito recuerdo. Estoy seguro de que te gustarán las dos. Ya me contarás.

Un beso.

Jorge Andreu