lunes, 30 de julio de 2012

Los papeles de Marcel (I)

QUISIERA ARRANCAR LOS BRAZOS AL SOL
por colarse en las ventanas
de un cuarto sin deseos de grandeza.


2 comentarios:

Aura dijo...

Qué bonita frase, Jorge. Es cierta como el agua.

Un beso muy fuerte de Aura.

Jorge Andreu dijo...

Gracias, Aura. A veces el sol alumbra demasiado a unos y a otros muy poco.

Un beso

Jorge Andreu