lunes, 23 de septiembre de 2013

Los papeles de Marcel (XXXI)

                     A veces al papel le falta jugo
                     y no hay donde exprimir.

                     La pluma es un punzón
                     que pincha sobre hueso
                     y ni el hueco blanco de la desdicha
                     le ofrece salvación.

                     Entonces,
                     estamos condenados
                     a ser silencio
                     sin rastro de palabra.

M. Camino