domingo, 6 de junio de 2010

Alguien voló sobre el nido del cuco

—Randle, si es usted tan amable, dígame: ¿cree de veras que hay algo en su cabeza que no funciona bien?
—Nada, doctor. Me tengo por una maravilla de la ciencia moderna.


Hay un chiste con mucha gracia en boca de muchos, que habla de un alien y alude directamente al título de esta película. Es un juego de palabras. Y que luego desprecien los chistes de filólogos… en fin, es de locos.

De locos trata esta historia: Alguien voló sobre el nido del cuco, una película de 1975 dirigida por Miloš Forman, protagonizada por Jack Nicholson y basada en la novela homónima de Ken Kesey, que se escribió en 1959 y se publicó en 1962, para la cual el autor se basó en su experiencia como enfermero en un hospital psiquiátrico, donde estuvo obligado a tomar psicotrópicos.

Esta película obtuvo cinco Oscar: mejor película, mejor actor (Jack Nicholson), mejor actriz (Louise Fletcher), mejor director y mejor guión adaptado. Fue la primera en 41 años en conseguir las categorías máximas.

La novela es narrada por Gran Jefe, pero en la película no aparece esta voz narrativa; no obstante, ambas voces coinciden en el protagonismo de Randle Patrick McMurphy (Jack Nicholson). Éste ha sido condenado a prisión por cinco casos de estupro, pero parece tener problemas mentales, de manera que en lugar de ingresarlo en prisión lo integran en el hospital psiquiátrico para hacerle un estudio, pues piensan de él que sólo intenta comportarse como un loco a fin de evitar su presidio. En el hospital se encontrará con la enfermera Ratched (Louise Fletcher), una mujer seria, estricta, con la cual tendrá múltiples discusiones debido a su afán por ejercer su autoridad sobre los pacientes (se ha establecido una rutina de actividades y los enfermos deben cumplir obligatoriamente esos trabajos, uno de los cuales consiste en sentarse en círculo a hablar de sus problemas a modo de terapia psicológica). McMurphy enseguida entabla amistad con los enfermos del ala y organiza por su cuenta una serie de actividades que en muchos casos infringirán las normas de conducta.

He de decir que durante estas dos horas, pese a que he disfrutado bastante porque me ha parecido una gran película, me he agobiado por momentos, dadas las situaciones que se plantean, y más aún, debido al hecho de pensar que muchas de las acciones de estos enfermeros han sido realizadas de verdad. No quiero decir qué tipo de actos por si hay alguien que no haya visto la película, pero es un tema para reflexionar largo y tendido.

Estos locos, habría que decir, no están tan locos, no más que muchos de los que caminan por la calle sin preocupaciones. Con este tipo de frases el protagonista demuestra su cordura una y otra vez. Y más aún: con la cita que me ha servido para encabezar esta entrada. Una maravilla de la ciencia moderna. Como el tratamiento de los pacientes del momento. Claro.

6 comentarios:

AROBOS dijo...

La vi hace muchos años. Se trata de una película que siempre he recordado porque me impactó. No he vuelto a verla, pero ahora que tú la comentas me han dado ganas de buscarla y volver a verla.

Jorge Andreu dijo...

A mí me ha encantado. La quería ver desde hace mucho tiempo y esta tarde llegó el momento. Seguro que si la ves después de tantos años, la disfrutas aún más.

Un abrazo.

Jorge Andreu

mariajesusparadela dijo...

También yo volveré a ella.

Jorge Andreu dijo...

Pues espero que la disfrutes de nuevo. Un placer hacer que vuelvas a ella.

♥ Sussy* dijo...

valla me parece interesante La pelicula q narras, creo q aun no la e visto pero me encantaria verla, Gracias por compartir... fue un gusto visitarte y conocer tu hermoso Blog! Te dejo un beso y mis saludos Hasta Pronto.

Jorge Andreu dijo...

Vaya, gracias, Sussy. ¿Cómo has llegado hasta aquí? Me alegro de que te haya gustado mi blog. Espero verte más veces por aquí.

La película merece la pena. Si no la has visto aún, corre a verla. Te gustará.

Un beso.

Jorge Andreu