lunes, 26 de agosto de 2013

Los papeles de Marcel (XXX)

                                VERANO 

                   Cuando las horas se dilatan
                   y sufren los minutos ese peso
                   que aploma las conciencias.

                   Cuando las frentes encharcadas
                   dejan morir a un cuerpo en el sofá
                   porque la tarde asfixia.

                   Cuando el ruido de los coches
                   retumba en las paredes como un gong
                   perdido en la memoria.

                   El tiempo entonces sufre de evasión
                   y deja a los segundos que actúen a sus anchas
                   y al sol que nos infunda pesadumbre

                   para afrontar la noche.

M. Camino

2 comentarios:

LUMI BRAVO HERRANZ dijo...

Así es verano, parece elástico. Hasta el sol se cansa y necesita dormir porque al día siguiente tiene que rendir. Un saludo.

Jorge Andreu dijo...

Así es, Lumi. Cada mañana tiene que volver a la carga para aplomarnos una vez más. Por suerte, a veces se relaja y nos deja seguir con nuestras vidas.

Un saludo

Jorge Andreu